Lo que nos dura la indignación. ( “Lo Casco”)

No sé cuántos de nosotros recordamos a Aylan. Sí, el niño muerto refugiado, el “de la playa”. ¿Se acuerdan?…semanas de indignación en las redes.

Tampoco sé cuántos de ustedes sigue “teniendo a Juana en su casa”. Aclaro que en la mía no estuvo jamás: por muy diversas razones el caso no me pareció claro desde sus inicios. Más de quince días todos dando nuestra opinión y enfadadísimos- unos con otros-.
Ya parece que no nos indignamos nada por “el Proces”. ¿Se acuerdan?…meses de dar la matraca, hasta que se rompieron amistades, nos bloqueamos unos a otros, nos llamamos fascista/etarra/separatista/españolista/independentista…añadiendo a cada una de esas valoraciones el “de mierda” correspondiente.

Desconozco cuántos de nosotros sigue indignadísimo por el Máster. Dando razones y contra razones-es un decir- sobre el tema, tan candente,

Ignoro cuánto tiempo va a durarnos la santa ira por el caso de La Manada, la decisión del Tribunal etc.

Supongo que hasta que otro medio de difusión decida sacar a tres columnas un nuevo “caso” de lo que sea para que, como excelente rebaño, nos pongamos todos- yo incluida- a balar sobre el tema.

Me hace pensar esto. Nos indignamos a coro. Nos enfadamos a coro. Nos retroalimentamos a coro de lo que leemos, escuchamos y vemos, y ni uno solo pensamos en el mientras tanto de todo eso, ni en el después de nuestra indignación. Me pregunto, solo es una pregunta, ¿cuánto de todo esto es real para nuestras vidas pequeñas?…Aylan está muerto y usted-yo- sigue comprando en el hiper la cena de esta noche.
Llamamos “solidaridad” a indignarnos en las redes y poner estados de opinión hasta que el periodista de turno decide que eso “ya no vende”. A dar voces en la calle.
Pero Aylan lleva un año y medio muerto.
¿Se acuerdan?…
Nos acordaremos de verdad de Aylan el día que se abran las fronteras a los refugiados. De Juana el día que una mujer no se sienta compelida a huir de un maltratador porque no haya maltratadores, de Cataluña el día que se ofrezca un diálogo sincero, de la criatura violada en Pamplona el día que deje de existir el machismo y haya leyes justas para juzgarlos. De Cifuentes el día que los políticos no sean corruptos.
Mientras no luchemos por lo general y no por “cada nuevo caso”, nos seguirán metiendo indignaciones en la sopa para que balemos, en vez de preocuparnos por cómo hacer leyes más justas, más solidarias, más humanitarias, y más éticas para vivir en este mundo que compartimos.

Anuncios

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Lo Casco. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Lo que nos dura la indignación. ( “Lo Casco”)

  1. Campirela_ dijo:

    Muy buen texto , y bien llevado si me permites me quedo con tus últimos párrafos no tienen desperdicio hay esta la clave de todo ..nos quedamos con lo que ellos quieren darnos y el fondo es más crudo pq el que todos gritemos o nos enfademos por las crueldades no llevan a soluciones ..estás deben salir de otra manera cambiar las leyes , y eso es mñas complicado y laborioso .
    Un saludo .

    Me gusta

  2. Mónica Frau dijo:

    No sé si se publicó mi comentario

    Me gusta

  3. Mónica Frau dijo:

    No, evidentemente no se publicó… Y era largo! En fin hablaba sobre el peligro de la manipulación que se hace de la opinión pública a través de los medios de comunicación, las redes sociales y demás formas de control del libre pensamiento. Aunque sutilmente, nos manejan, nos conducen y nos desinforman, y eso es muy grave. Hay que estar atentos. Un abrazo 😊

    Me gusta

  4. MOLI DEL CANYER dijo:

    He leido varias veces tu articulo, y no puedo evitar sentirme reflejada porque aunque intento no dejarme arrastrar por la corriente son muchas las veces que me sumo a balar. Lo peligroso es que nos estamos acostumbrando a este ruido ensordecedor que de golpe cesa y lleva al olvido. Las redes sociales, bueno parte de sus efectos negativos es eso, el grito de la actualidad y despues el olvido. Con eso pienso que perdemos energia balando y dejando de lado otras acciones o rehivindicaciones que puedan ser más eficaces. Un abrazo

    Me gusta

  5. Por acá se dice que tenemos memoria cortita, por lo mismo tendemos a repetir errores.
    Mi relato también fue del machismo, pequeñito y sin profundizar tanto, porque es un tema que aún no se asienta.
    Un abrazo

    Me gusta

  6. Carmen dijo:

    Pués te doy toda la razón, nos dejamos arrastrar por una corriente que nos imponen y que cambia cuando ellos quieren, es verdad, yo ni me acordaba del nombre del pobre niño.
    Un abrazo

    Me gusta

  7. Myriam dijo:

    Tienes razón, los cambios tiene que ser de fondo y a fondo,
    apuntando a la solidaridad, la inclusión, la democracia y el respeto. Un abrazo

    Me gusta

  8. Sakkarah dijo:

    Hablar, quedar bien, parecer solidarios… Cuesta poco. Lo que realmente cuesta es comprometerse con algo y… ¿que vamos a esperar si no somos capaces ni de comprometernos con las personas más cercanas?

    Un beso.

    Me gusta

  9. Mag dijo:

    Iba a decir una barbaridad… me la guardo 🙂 pero somos como esos grupos en los que en manada todos somos bravos y nos rasgamos las vestiduras pero individualmente somos cobardes y simples.
    Es muy fácil manipularnos. Se nos planta un tema delante y puede ser el más grave o el más tonto pero ahí nos tienen, como si no hubiera mañana… pero, ¿y mañana?

    En fin, seguiremos pisando porque lo único claro es que nadie va a llevar el peso por nosotros.
    Un besazo.

    Me gusta

  10. Pepe dijo:

    Frente al pensamiento único, el pensamiento crítico, la discrepancia, la posibilidad de analizar, juzgar y tomar decisiones propias. No es fácil en un mundo en el que somos dirigidos, en el que consumimos aquello que nos dan, sin pararnos a medir su bondad o su maldad.
    Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  11. Africa GARCIA GARCIA dijo:

    Es muy fácil manipularnos,darnos la dosis justa de indignación para que nos sintamos combativos y luchadores desde el sofá. No sólo vamos a comprar la cena, estamos tan anestesiados que cenamos mientras vemos una masacre en vivo en la tele.

    Me gusta

  12. el oso dijo:

    Lo efímero de las redes y de las noticias de hoy nos llevan a veces a obligarnos a pensar un poco. No hay mucha alternativa. Siempre y cuando no sea el nuestro el “unico pensamiento” válido.
    Muy bueno.
    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.