Gobierno pactos diálogo

Como saben mis lectores/as soy Socialista. Eso va mucho más allá de ser “del Psoe”. Es otra cosa.

Quiero empezar por decir con toda sinceridad que Pedro Sánchez, habida cuenta de lo que hay, es “lo menos malo” que hay en el Psoe para optar a Presidente del Gobierno. Con ello estoy diciendo que, puestos a pensar en quién podría serlo si no estuviera Sánchez, a una, a mí, se me pone la piel de gallina. El Psoe hoy ha perdido la esencia que le vio nacer: un partido republicano, federalista y claramente de izquierdas. Pero eso, que es una lástima, es la realidad que tenemos y hay que aceptarla. Como otros partidos tienen que aceptar de dónde vienen sus lodos actuales y tampoco lo  aceptan.

 

A mí me parece que el Psoe tendría que ser más de izquierdas. Le acepto traicionar su base republicana por pragmatismo: no: no se puede “asaltar el sistema”, y no hay base republicana suficiente en España como para ni siquiera pensarlo. Le acepto su teoría federalista, aunque aún no ha sido capaz de explicarla. Pero no le acepto el miedo a ser más de izquierdas.

 

Yo no pido imposibles con los años que tengo. Sé que el gobierno en España sea del signo que sea estará dentro de un Sistema casi monolítico que va a costar décadas cambiar y que yo no lo veré.

Dicho esto a mí me alegró que el Psoe ganara las elecciones y les voté porque se acerca a una idea de España que tengo: para ser claros: yo no quiero asaltar los cielos, como decía Podemos, yo creo que en las circunstancias que se dieron la Constitución del 78 fue lo menos malo que nos pudo pasar, porque lo otro era el guerra civilismo otra vez y estaban los militares esperando a la mínima para empezar otra vez; creo que se transigió y se miró a otro lado, sí, pero quienes no han vivido aquel tiempo no pueden entender que nos diera miedo hasta decir la palabra libertad en una cafetería, que hubiera miedo a las bombas que eran reales, de ETA y de la ultraderecha, que continuamente se hablara de posibles asonadas, o que queden marcas en ciertas librerías de atentados. No lo han vivido.  Salir a la calle SÍ daba miedo. El primer acto de libertad que hice fue llevar en Argüelles la insignia del PCE en la camisa: me libré tres veces de una paliza de falangistas: refugiándome en portales. En aquel tiempo a los disidentes la policía los tiraba por las ventanas de las comisarías.

Hoy hubo una sesión de “embestidura” en la que se planteó por primera vez desde la República un gobierno de coalición de izquierdas.  Y salió fallida no por los “programas” en los que en general se está de acuerdo, como se está de acuerdo en aparcar las diferencias sobre Cataluña y verlas “después”: es decir, con un gobierno progresista.

La investidura salió fallida porque ninguno de los políticos/as del Congreso tiene la talla moral, ética y valiente que los que pactaron la Constitución del 78. Miedo da pensar si les hubiera tocado a “estos” hacer esa Constitución. Miedo no: pánico. Que la Constitución es reformable: claro que sí. Pero no se puede reformar “unilateralmente” sino con un pacto de Estado. Y ninguno de los partidos que sufrimos tiene Altura de Estadista para eso.

 

La investidura resultó fallida porque simplemente unos y otros se dedicaron a preguntar a los demás: “¿qué hay de lo mío?”.

Hoy, “pactar” se interpreta como “que el contrario acepte TODAS mis condiciones”.

Predomina, es más importante el tacticismo, que el bien común de la gente. Me  imagino tanto a Pedro Sánchez, como a Pablo Iglesias, mirando a ver qué dicen las encuestas si “lo dejamos para noviembre”. Por eso está acojonado Rufián: porque si no hay gobierno progresista que lidie con altura de miras cuando salga la sentencia del Procés, la vamos a joder: pero no los independentistas, sino todos.

 

Pide Podemos Ministerios. Tiene derecho a pedirlos. Ahora bien; tiene que saber que por muchos cielos que quiera asaltar, es la cuarta fuerza política. No la segunda. Tiene que saber que a Pedro Sánchez le hubiera resultado más cómodo pactar con Ciudadanos y que no lo ha hecho no solo por el veto de Ciudadanos, sino porque aunque sea “a la remanguillé” es de izquierdas. No se puede llegar a la posibilidad de gobernar pidiendo de entrada cuatro ministerios. No es práctico; porque no has ganado tú. Y quien no gana debe recoger lo que se le ofrece , aceptar al menos algo y después sugerir algo una vez que has dado el primer paso de diálogo.

Y tiene el Psoe que entender que no se puede ir con la arrogancia de la señora Calvo ayer. “oferta muy atractiva” para quien es tu “socio preferente” no es una vicepresidencia de un cargo simbólico: son dos  ministerios. Por ejemplo. Y dos secretarías de Estado, por ejemplo., y una vicepresidencia. Por ejemplo. No “los restos de lo que queda para que te conformes”.

 

Ni Psoe ni Podemos han dialogado. Y llevamos así dos meses. Para ellos el diálogo es “con qué cartera me quedo yo”. La visión de Estado no son las carteras: es un pensamiento común sobre qué España queremos y un entender que si hay diferencias en temas hay que dejarlas para después de conformar un programa que lleve a la  gente la idea de que por fin se mira al porvenir y no a la próxima cita electoral.

 

Eso fue lo que hicieron los constitucionalistas en el 78.  Podrían aprender.

 

 

 

 

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Lo Casco. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Gobierno pactos diálogo

  1. Carmen dijo:

    Ectivamente. Poco queda del PSOE de entonces. Aunque yo prefiero un gobierno socialista antes que a un gobierno trifachito que va haciendo listas y apuntando nombres. Espero y confío en que el jueves, Pedro Sánchez sea investido presidente.

    Me gusta

  2. Inma Blanco dijo:

    Ya sabes que en coherencia con mi pensamiento anarquista no voto pero que en las ultimas elecciones lo hice para evitar males mayores y mi voto fue para el Psoe un partido por el que nunca pense que votaria. Nunca he sentido al Psoe suficientemente de izquierdas y en mi caso vivi bastante de cerca la transición. Vivi ese miedo del que hablas pero desde la postura de alguien cuya mejor amiga estaba en prisión a causa de sus ideas politicas. En aquellos años en los que gobernaba el Psoe y gracias a mis ideas politicas (ideas que tenia que ocultar ya que comunistas y socialistas me hacian la cruz cual diablo) yo y por amistad visitaba a mi amiga (comunista ella) en la prisión y compartia sus escritos y dibujos fuera motivos por los cuales fue seguida por sociales, se me intervino el telefono y se pusieron microfonos en mi casa. Y si era el Psoe el que gobernaba y el que me hizo vivir en el terror (no se si recuerdas que casi todos los partidos votaron una ley por la que podian detenerte y, tenerte incomunicada durante casi tres semanas y que incluso podian torturarte) yo era madre de dos niñas pequeñas y mi hija mayor aun recuerda que tenia escrito en un papel el numero de telefono de sus abuelos por si su padre y yo eramos detenidos. Y vuelvo a recordar que gobernaba el Psoe y que yo me aleje de todo y me vine a vivir a una ciudad pequeña en la que pocas veces he hablado de mis ideas politicas para salir de aquella espiral de miedo. Supongo Alena que cada uno habla de la feria como le fue en ella y los que por ideologia no jugamos a su juego lo tenemos fatal. Ahora que acepto quien soy y mis ideas, ahora que he tenido que aceptar cosas peores puedo pensar que seguramente en las mismas circunstancias mi abuelo quien por ideologia nunca voto, seguro que hubiera dado su voto al Psoe para evitar un mal mayor. Que conste que por “simpatia” puedo ser más afin a UP, pero que este jugar a ” la puta y la ramoneta” en el tema catalán les ha quitado toda credibilidad posible, al menos para mi me da más confianza Iceta quien ha dejado bien clara su postura en el tema catalán. Ahora mismo Alena estoy tan decepcionada como tu. Y desde luego cada dia tengo más claro que pase lo que pase no vuelvo a jugar a su juego el cual no tiene nada que ver con mis creencias y mis principios.

    Me gusta

  3. Alejandro Chanes Cardiel dijo:

    Totalmente de acuerdo, Alena. Falta diálogo y mira de alturas. No estoy de acuerdo con el chantaje demagógico de Podemos pero tampoco con el empecinamiento soberbia del PSOE. Tienes razón, donde está el espíritu conciliador de los que elaboraron la Constitución. Hay mucho egoísmo y poca generosidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .