Balance apresurado del año.

Balance apresurado del año.

Pues aquí les dejo un poco cómo ha ido este año que se larga.

Se termina un año en el que los españoles normales y corrientes, o sea los que no tienen capacidad de influir en nada, trabajan o están en el paro, han emigrado o las pasan canutas a fin de mes, y así siguiendo, esos españolitos que  son mi vecino del cuarto, la cajera del super, el conserje de la esquina, el camarero de enfrente a casa, esos y todos los que han venido además a trabajar en España y tienen curros de mierda y les pagan una miseria, esos y los inmigrantes sin papeles que intentan sobrevivir como mal pueden, todos esos, han terminado- hemos terminado hasta los cojones y los ovarios de la política, de las elecciones, de los jueces, de los periodistas, de que opinen por nosotros, decidan por nosotros, se les llene la boca con la frase “la gente lo que quiere es”.

Oiga, y usted ¿cómo sabe lo que quiere la gente?…

Porque a lo mejor la gente lo único que quiere es llegar a fin de mes, que le atienda pronto el médico, no arruinarse por querer estudiar una carrera, tener un curro decente,  cosas así de tontas pero que pueden hacer insufrible una vida cotidiana.

En lo personal se acaba un año en el que he terminado harta de la política, los jueces y los periodistas en la faceta pública, por así decir. Harta también de ególatras literarios y de chuminadas de auto bombo . Y muy cansada de hipocresías y sonrisas de colmillo retorcido.

 

Lo bueno del año, los amigos fieles, la familia estupenda, incluyendo en ella a mi perro, los libros y la música que me han acompañado, el publicar en una editorial donde se me quiere, el escribir aunque sea un poco a ratos; que anda una con la salud cada vez más renqueante y con menos ganas, pero saber que una no tiene que demostrar nada, ni compite ni entra en el juego de competiciones. La libertad que siempre he elegido para decir, pensar y actuar.

 

Dicen que llegan los “felices veinte”…menos mal que me llegan con casi sesenta años y con toda la calma del mundo para recibirlos.

Y ya, de paso, a ver si me regalan por Reyes un gobierno progresista y de izquierdas, que ya toca.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Lo Casco. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Balance apresurado del año.

  1. Alejandro Chanes Cardiel dijo:

    Muy bueno Alena con rabia contenida que dejas escapar porque ya no puedes más de aguantar a hipócritas llorones. Estoy contigo. Un beso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .